infusión de cebolla

Combatir los hongos de la huerta de manera natural y ecológica

Combatir los hongos de la huerta.

Combatir los hongos de la huerta

Cola de caballo

Los hongos del huerto son un problema muy habitual.

Aquí van algunos consejos y técnicas para prevenirlos y combatirlos si aparecen.

Acciones preventivas

No es lo mismo luchar contra insectos que podemos ver y muchas veces eliminar manualmente o “capturar” que acabar con seres microscópicos como los hongos.

Por eso tu principal objetivo debe ser que no lleguen a hacer enfermar a las plantas de la huerta.

Para prevenirlos algunas de las medidas que podemos tomar son las siguientes:

– Mantener un sustrato sano y fértil incorporando cuando sea necesario fertilizantes como humus de lombriz, compost (enriquecido con preparados de ortiga y/o cola de caballo contribuye aún más a la “salud” del suelo y a evitar la propagación de los hongos por la planta) o fertilizantes ecológicos como el purín de ortiga.

– Rotación de cultivos. Es una de las prácticas básicas del cultivo ecológico por los beneficios que aporta, entre ellos evitar la proliferación de enfermedades.

Básicamente consiste en hacer varios grupos de plantas similares o relacionadas entre sí y cultivar cada uno en un área o recipiente diferente intercambiándolos cada año.

  •  Favorecer la aireación entre las plantas para evitar que la humedad traiga la aparición de hongos.
  •  Manejar adecuadamente el riego y el drenaje: no aplicar riegos en exceso y realizarlos preferiblemente por la mañana (para que de tiempo a que las plantas se sequen durante todo el día), de forma que no aumente la humedad del ambiente..
  •  Liberar en el suelo poblaciones de hongos competidores de los principales causantes de enfermedades (mildiu, oidio…).

Plantas que nos ayudan a luchar contra los hongos

COLA DE CABALLO (Equisetum arvense)

cola_de_caballo

Es una de las plantas más efectivas contra los hongos del huerto. Pueden usarse preparados a partir de ella con el objetivo de prevenirlos o de debilitar la plaga.

Estas operaciones son aptas también para las infusiones y decocciones de otras plantas, como las que veremos luego.

  • Operaciones preventivas:

Aplicando regularmente cola de caballo al suelo conseguimos que esté más protegido y por lo tanto tenemos menos posibilidades de que los hongos, que es en el suelo donde viven y se desarrollan, pasen a nuestras plantas.

Si esta no es tu primera temporada cultivando el huerto y en otras cosechas has observado que hay algunas zonas en las que tus plantas han sufrido enfermedades,  será muy importante que realices tratamientos preventivos de este tipo, sobre todo en esos lugares.

– En otoño e invierno (cuando aún no hemos plantado nada): tratar periódicamente el suelo con una DECOCCIÓN O PURÍN DE COLA DE CABALLO pulverizando sobre él.

Se aconseja usar unos 30-40 litros por hectárea, lo que, en una huerta de 20 metros cuadrados por ejemplo, equivaldría a pulverizar 60-80 ml del preparado en toda la huerta.

– Antes de la siembra: desinfectar los semilleros y el sustrato pulverizando la decocción, o la mezcla de ésta y de una infusión de tanaceto (planta que también se usa para elaborar remedios caseros ecológicos) en una proporción 2:1 (2/3 de cola de caballo y 1/3 de tanaceto).

Otra opción que contribuirá a que las plantas crezcan más sanas y con más vigor es mezclar la decocción de cola de caballo con purín de ortiga.

– Antes o después de un trasplante o un repicado: es conveniente pulverizar las plantas (muy aconsejable en tomates).

– Durante el cultivo: pulverizar cada 10-15 días los cultivos (en especial los que son más sensibles a ataques de hongos).

Purín de cola de caballo: El preparado debe hacerse con un litro de agua y medio kilo de cola de caballo fresca o bien 250 gr. de cola de caballo seca.

Esta se hierve a fuego lento durante media hora. Una vez frío, filtrar y dejar reposar unos pocos días, hasta que aparezca un olor desagradable.

Diluir añadiendo 5 litros de agua y almacenar para su aplicación (almacenamiento máximo: 2 semanas).

Decocción de cola de caballo: hervir 50 gramos de cola de caballo seca (o el doble fresca) en 5 litros de agua durante una hora.Dejar reposar, colar y usar diluida al 20%.

Tratar la enfermedad

Si los hongos aparecen habrá que actuar tan pronto como sea posible; en cuanto veas los primeros síntomas deberás pulverizar con la decocción o con el purín de cola de caballo (o usar otro tratamiento ecológico), tan frecuentemente como sea necesario, y durante toda la duración del cultivo.

Lo ideal los primeros días es tratar de 4 a 8 días seguidos, hasta que el ataque remita un poco.

En periodos húmedos no hay problema con aplicar las soluciones sobre las hojas, pero no es conveniente hacerlo cuando el tiempo es cálido y seco.

ORTIGA

ortiga

Esta planta refuerza el vigor y la salud de las cosechas, por lo que preparados a base de ortiga, al igual que otros productos fitofortificantes, colaboran en la prevención y erradicación de enfermedades producidas por hongos.

La ortiga es más efectiva que la cola de caballo para los hongos que normalmente se desarrollan a humedades no muy altas, como el OIDIO.

Purín de ortigas: 20 Gr de ortigas secas o 100 gr de ortigas frescas (se dejan secar z la sombra hasta que los troncos de las ramas no principales estén secos, lo cual puede tardar alrededor de 10 días), 1 Litro de agua sin cloro / Agua de lluvia, 2 Litros de agua corriente (con cloro), Colocamos la ortiga en un balde con agua en un lugar aireado y que no reciba sol en ningún momento, removiendo de 1 a 3 veces por día durante aproximadamente 10 días, además colocamos un trapo en forma de tapa por el que pasa el aire fácilmente, para evitar que caigan bichos.

Finalmente filtrar muy bien para que no se tape el pulverizador. Se debe utilizar cada 15 o 20 días a la mañana, de esta forma también se protege a la planta de los ácaros.

Si los ácaros invadieron la planta aplicar cada 10 días con un pulverizador.

AJO

Ajos

Ajos

Caldo de ajo: dejar macerar 100 gramos de ajo pelado y picado en dos cucharadas de aceite durante una noche. Después mezclar con un litro de agua. Para su aplicación diluir al 5%.

OTROS PREPARADOS PARA LUCHAR CONTRA LOS HONGOS

Bicarbonato sódico, jabón de potasa, azufre (azufre en polvo, caldo bordelés), infusión de manzanilla o infusión de cebolla.