Caldo bordelés

Control de plagas – Mosca blanca, araña roja y mildiu

Control de plagas – Mosca blanca, araña roja y mildiu, oídio.

 

El Control de plagas como Mosca blanca, Araña roja, Mildiu es fundamental en el huerto.

La llegada de las altas temperaturas y el crecimiento de nuestras plantas nos obliga a hacer revisiones en nuestro huerto para evitar posibles plagas y enfermedades que pueden influir en el desarrollo de nuestra cosecha.

En la mañana de ayer echamos un vistazo y nos dimos cuenta de que tenemos varias plantas levemente infectadas.

Hemos detectado Mosca blanca, Araña roja y Mildiu. A continuación vamos a describirlos un poco por encima y os diremos cómo tratarlos y prevenirlos.

Mosca Blanca (trialeurodes vaporariorum)

Control de plagas

La mosca blanca (trialeurodes vaporariorum) es un insecto considerado como plaga para la agricultura. Puede afectar en nuestro huerto a tomates, tabaco, calabaza, berenjenas, calabacín, judías, melón, pepino, sandía o pimientos.

Afectan a las plantas reduciendo su tamaño, la calidad del producto y la producción. Podemos tratar la mosca blanca  en su estado adulto mediante el uso de trampas cromáticas. Si detectamos en el envés de las hojas de la planta existencia de huevos o ninfas de este insecto deberemos tratarlo con jabón potásico o aceite de neem, pudiendo aplicar este último directamente en el riego si la afección es mucha podemos usar el jabón potásico y el aceite de neem juntos aque ami de esta forma me funciona muy bien se dice que aplicando el jabón potásico y una hora más tarde el aceite de neem es mucho más efectivo, también poner el jabón potásico por la mañana temprano y el aceite de neem a última hora de la tarde de esta forma aun no lo probé pero lei de expertos que funciona con más eficacia, recordar que el jabón no tiene plazo de seguridad, el aceite de neem tiene un plazo de seguridad de 3 días la dosis del jabón potásico 10 ml por litro de agua y la del aceite de neem según grado de afección está entre 1 ml y 3 ml  la dosis más baja sería en el caso de usar como preventivo..

Control de plagas, mosca blanca, araña roja, mildiu, oidio

Araña roja (Tetranychus urticae)

Araña roja, control de plagas

Hay que dejar claro que lo que conocemos comúnmente como araña roja, no es una araña, sino un ácaro.

Es una de las muchas especies de ácaros que se alimentan de plantas.

Es miembro de la familia Tetraniquidos, que son capaces de tejer telarañas, por eso se les suele confundir con arañas.

Es muy pequeña y se puede ver a simple vista como unos pequeños puntos rojizos en las hojas o en los tallos.

La araña roja afecta principalmente a  Berenjena, Calabacín, Judía, Patatas, Melón, Pepino, Pimiento, Sandía, Tomate, Marihuana, Cítricos, Fresas, Maíz y también a plantas ornamentales.

Produce en las plantas unos puntos amarillos, que pueden llegar a producir que la hoja se seque.

También produce enanismo en plantas que estén en crecimiento.

Para combatir la araña roja podemos utilizar azufre espolvoreado o mojable, aceite de neem o jabón potásico en la proporción que indico más arriba.

Importante aunque veamos con la primera aplicación que la araña esta controlada mejor es aplicar una vez más a la semana ya que seguro quedaron huevos y van a eclosionar si o si  y después de la segunda aplicación tu decides si vuelves a repetir el tratamiento  dos semanas después  de la última aplicación para asegurarte que no te va a dar mas problema.

 

Mildiu.

Mildiu control de plagas

 

El Mildiu es una enfermedad provocada por el hongo Phytophthora infestans. 

Esta enfermedad puede afectar a melón, sandía, pepinos, calabazas,  a la vid, melocotoneros, tomate, marihuana, patatas.

Las plantas afectadas presentarán manchas irregulares de aspecto aceitoso al principio que rápidamente se necrosan e invaden casi todo el folíolo.

Para prevenirlo se pueden tratar las plantas con el caldo bordelés del que ya hemos hablado alguna vez en nuestro blog.

Una vez infectadas, es recomendable eliminar y quemar las hojas afectadas para evitar que el hongo se reproduzca.

oídio o cenicilla.

Oidio o cenicilla

Oídio (también conocido como mildiu pulverulento) es el nombre de una enfermedad de las plantas y del hongo que la produce. Se trata de un hongo parásito de la familia de las erisifáceas, que ataca las partes aéreas de las plantas. El más conocido es el de la vid, provocado por la especie Erysiphe necator.

Su principal síntoma es el hecho de que las hojas se cubren, principalmente en la parte axial, con una capa algodonosa de micelio gris blancuzco a blanco en forma de estrella.

En un ataque fuerte las hojas se ponen amarillas y posteriormente se secan.

El hongo se manifiesta inicialmente en plantas aisladas pudiendo cubrir posteriormente todo el cultivo.

La mayoría de las veces su aparición está causada por abonos excesivamente cargados de nitrógeno, condiciones de poca luz, exceso de humedad, abuso de tratamientos químicos, o una mezcla de éstas causas. La pobreza genética también es una causa a tener en cuenta.

El control de ésta enfermedad pasa por corregir sus causas y se arregla fácilmente con aplicaciones de polvos minerales (azufre, cobre) o con preparados vegetales como el purín o decocción de Cola de Caballo (Equisetum hyemale) o purín de Salvia (salvia officinalis). Afecta a muchas plantas de jardín, como rosas, claveles, crisantemos, begonias y en el huerto se ceba sobre cucurbitáceas (melones, pepinos etc.), fresas y tomateras. En frutales los más afectados son los manzanos, melocotoneros, ciruelos y albaricoques. Variedades débiles de menta también se pueden ver afectadas.

Puedes tratar con el fungicida a base de azufre comentado antes.

Además de actuar contra el oídio, también funciona como acaricida (combate la araña roja) y sirve de abono a la planta.

Es un producto respetuoso con el medio ambiente: está aceptado en agricultura ecológica. Solo tienes que tener la precaución de no tratar con temperaturas excesivamente altas, por encima de los 30ºC podrías quemar las hojas.

También podemos tratar con Bicarbonato sódico.

¿Cómo hacer fungicida casero con bicarbonato de sodio para prevenir el oídio?

Con esta receta tendrás un fungicida natural para tu huerto orgánico.

Mezcla 1 cucharadas de bicarbonato de sodio con 1 litro de agua.

Mezcla 1 ml de aceite de neem  esto ayuda a que  se adhiera a las hojas.

Añade en una a dos de gotas de jabón potásico esto ayuda a mezclar todos los ingredientes. .

Rocía en las hojas con un pulverizador o bomba de fumigar(recuerda rociar debajo de las hojas), tallos y frutos hasta que gotee.

Aunque esta receta de bicarbonato de sodio para prevenir el oídio es eficaz, puede quemar las hojas de algunas plantas. Riega las plantas bien antes de aplicar esta mezcla, y no la apliques a pleno sol.

Pruebe primero una pequeña área para probar la respuesta de la plantas antes de rociar todas las demás.

 

Principales enfermedades que afectan a las plantas

 

Como habréis podido comprobar, nuestro huerto puede estar repleto de insectos, plagas y enfermedades que ni siquiera conocemos.
En éste artículo hemos hablado un poquito de alguno de ellos que hemos detectado en nuestro huerto.
Esperamos que te haya sido útil la información.
Intentaremos hablar en profundidad de cada una de ellas más adelante.
De momento si conoces alguna otra forma de tratarlas, o has detectado alguna otra enfermedad en tu huerto, déjanos un comentario más abajo e intentaremos hablar de ello.
Comparte ésto para que pueda llegar a más gente, así nos echarás una manilla con las visitas de nuestro bloc y más hortelanos podrán salvar sus plantas.
Recuerda suscribirte a nuestro blog para mantenerte informado de todo.

 

Combatir los hongos de la huerta de manera natural y ecológica

Combatir los hongos de la huerta.

Combatir los hongos de la huerta

Cola de caballo

Los hongos del huerto son un problema muy habitual.

Aquí van algunos consejos y técnicas para prevenirlos y combatirlos si aparecen.

Acciones preventivas

No es lo mismo luchar contra insectos que podemos ver y muchas veces eliminar manualmente o “capturar” que acabar con seres microscópicos como los hongos.

Por eso tu principal objetivo debe ser que no lleguen a hacer enfermar a las plantas de la huerta.

Para prevenirlos algunas de las medidas que podemos tomar son las siguientes:

– Mantener un sustrato sano y fértil incorporando cuando sea necesario fertilizantes como humus de lombriz, compost (enriquecido con preparados de ortiga y/o cola de caballo contribuye aún más a la “salud” del suelo y a evitar la propagación de los hongos por la planta) o fertilizantes ecológicos como el purín de ortiga.

– Rotación de cultivos. Es una de las prácticas básicas del cultivo ecológico por los beneficios que aporta, entre ellos evitar la proliferación de enfermedades.

Básicamente consiste en hacer varios grupos de plantas similares o relacionadas entre sí y cultivar cada uno en un área o recipiente diferente intercambiándolos cada año.

  •  Favorecer la aireación entre las plantas para evitar que la humedad traiga la aparición de hongos.
  •  Manejar adecuadamente el riego y el drenaje: no aplicar riegos en exceso y realizarlos preferiblemente por la mañana (para que de tiempo a que las plantas se sequen durante todo el día), de forma que no aumente la humedad del ambiente..
  •  Liberar en el suelo poblaciones de hongos competidores de los principales causantes de enfermedades (mildiu, oidio…).

Plantas que nos ayudan a luchar contra los hongos

COLA DE CABALLO (Equisetum arvense)

cola_de_caballo

Es una de las plantas más efectivas contra los hongos del huerto. Pueden usarse preparados a partir de ella con el objetivo de prevenirlos o de debilitar la plaga.

Estas operaciones son aptas también para las infusiones y decocciones de otras plantas, como las que veremos luego.

  • Operaciones preventivas:

Aplicando regularmente cola de caballo al suelo conseguimos que esté más protegido y por lo tanto tenemos menos posibilidades de que los hongos, que es en el suelo donde viven y se desarrollan, pasen a nuestras plantas.

Si esta no es tu primera temporada cultivando el huerto y en otras cosechas has observado que hay algunas zonas en las que tus plantas han sufrido enfermedades,  será muy importante que realices tratamientos preventivos de este tipo, sobre todo en esos lugares.

– En otoño e invierno (cuando aún no hemos plantado nada): tratar periódicamente el suelo con una DECOCCIÓN O PURÍN DE COLA DE CABALLO pulverizando sobre él.

Se aconseja usar unos 30-40 litros por hectárea, lo que, en una huerta de 20 metros cuadrados por ejemplo, equivaldría a pulverizar 60-80 ml del preparado en toda la huerta.

– Antes de la siembra: desinfectar los semilleros y el sustrato pulverizando la decocción, o la mezcla de ésta y de una infusión de tanaceto (planta que también se usa para elaborar remedios caseros ecológicos) en una proporción 2:1 (2/3 de cola de caballo y 1/3 de tanaceto).

Otra opción que contribuirá a que las plantas crezcan más sanas y con más vigor es mezclar la decocción de cola de caballo con purín de ortiga.

– Antes o después de un trasplante o un repicado: es conveniente pulverizar las plantas (muy aconsejable en tomates).

– Durante el cultivo: pulverizar cada 10-15 días los cultivos (en especial los que son más sensibles a ataques de hongos).

Purín de cola de caballo: El preparado debe hacerse con un litro de agua y medio kilo de cola de caballo fresca o bien 250 gr. de cola de caballo seca.

Esta se hierve a fuego lento durante media hora. Una vez frío, filtrar y dejar reposar unos pocos días, hasta que aparezca un olor desagradable.

Diluir añadiendo 5 litros de agua y almacenar para su aplicación (almacenamiento máximo: 2 semanas).

Decocción de cola de caballo: hervir 50 gramos de cola de caballo seca (o el doble fresca) en 5 litros de agua durante una hora.Dejar reposar, colar y usar diluida al 20%.

Tratar la enfermedad

Si los hongos aparecen habrá que actuar tan pronto como sea posible; en cuanto veas los primeros síntomas deberás pulverizar con la decocción o con el purín de cola de caballo (o usar otro tratamiento ecológico), tan frecuentemente como sea necesario, y durante toda la duración del cultivo.

Lo ideal los primeros días es tratar de 4 a 8 días seguidos, hasta que el ataque remita un poco.

En periodos húmedos no hay problema con aplicar las soluciones sobre las hojas, pero no es conveniente hacerlo cuando el tiempo es cálido y seco.

ORTIGA

ortiga

Esta planta refuerza el vigor y la salud de las cosechas, por lo que preparados a base de ortiga, al igual que otros productos fitofortificantes, colaboran en la prevención y erradicación de enfermedades producidas por hongos.

La ortiga es más efectiva que la cola de caballo para los hongos que normalmente se desarrollan a humedades no muy altas, como el OIDIO.

Purín de ortigas: 20 Gr de ortigas secas o 100 gr de ortigas frescas (se dejan secar z la sombra hasta que los troncos de las ramas no principales estén secos, lo cual puede tardar alrededor de 10 días), 1 Litro de agua sin cloro / Agua de lluvia, 2 Litros de agua corriente (con cloro), Colocamos la ortiga en un balde con agua en un lugar aireado y que no reciba sol en ningún momento, removiendo de 1 a 3 veces por día durante aproximadamente 10 días, además colocamos un trapo en forma de tapa por el que pasa el aire fácilmente, para evitar que caigan bichos.

Finalmente filtrar muy bien para que no se tape el pulverizador. Se debe utilizar cada 15 o 20 días a la mañana, de esta forma también se protege a la planta de los ácaros.

Si los ácaros invadieron la planta aplicar cada 10 días con un pulverizador.

AJO

Ajos

Ajos

Caldo de ajo: dejar macerar 100 gramos de ajo pelado y picado en dos cucharadas de aceite durante una noche. Después mezclar con un litro de agua. Para su aplicación diluir al 5%.

OTROS PREPARADOS PARA LUCHAR CONTRA LOS HONGOS

Bicarbonato sódico, jabón de potasa, azufre (azufre en polvo, caldo bordelés), infusión de manzanilla o infusión de cebolla.

Caldo bordelés fungicida contra hongos

¿Qué es el caldo bordelés?

caldo bordelés

caldo bordelés

El caldo bordelés está constituido por una mezcla de sulfato de cobre, cal y agua.

Se utiliza para combatir enfermedades fúngicas.

Su nombre lo debe al francés Bouillie Bordelaise que lo inventó pensando en el tratamiento de las enfermedades de la viña.
Aunque no resulta tan dañino para el medio ambiente como otros fungicidas químicos , no se puede considerar como un producto totalmente ecológico porque al ser arrastrado por la lluvia contamina el agua.
Principalmente se utiliza para controlar hongos, sobre todo el mildiu y la antracnosis, en cultivos tan extendidos como la viña, el tomate, el aguacate, el mango, etc.

Igualmente se utiliza en jardines y sobre todo en invernáculos donde, debido al aumento de humedad y calor son más comunes las enfermedades fúngicas.

Cómo conseguirlo:

Existen multitud de marcas comerciales que contienen este producto, sin embargo se puede fabricar en casa mezclando cal vida y sulfato de cobre en agua dentro de un recipiente de plástico.

Debemos mantener la proporción por cada litro de agua: 100 g de sulfato de cobre y 70 g de cal viva según las siguientes instrucciones:
Disolver cada uno de los ingredientes por separado en un recipiente de plástico y
remover bien. (No utilizar recipientes metálicos)
Vaciar primero el recipiente que contiene la cal disuelta en agua en el recipiente general. (Nunca se debe verter el cobre en primer lugar y luego la cal.

Este cambio en el orden de mezcla produce gases tóxicos)
Añadir el contenido del otro recipiente donde tenemos disuelto el cobre.
Con un instrumento de madera (No utilizar nunca metales) remover y mezclar bien
todos los ingredientes.

aplicar el caldo bordelés:
Se aplica en forma de aspersión tanto en árboles como en plantas herbáceas para prevenir la aparición de este tipo de enfermedades o para detener su expansión.
La aplicación debe realizarse poco tiempo después de haber realizado el preparado, como máximo debe usarse un día después de haberse preparado.