Cómo Sembrar calabacín fácilmente.

sembrar calabacín

Cómo sembrar calabacín?.

Sabrosos y bajos en calorías:

El calabacín es una verdura que se ha hecho muy popular en los últimos años, ya que es sabrosa, nutritiva y baja en calorías. Su uso culinario es amplio y variado: rellenos, en tempura, en tortilla, asados ¡y mucho más! Entonces…

¿por qué no cultivar tus propios calabacines en tu huerto en casa?

Variedades de Calabacín
Dentro de la misma especie, pueden existir diferentes variedades o tipos de calabacín.
Estos pueden ser:
Calabacines
alargados y de tamaño grande: suelen ser de color verde oscuro,
verde claro, amarillo o blanco. Estos calabacines se pueden consumir tiernos, cuando
aún se encuentran en flor y miden entre 15 y 20cm.; o bien cuando alcanzan su madurez
y su máximo tamaño, que son los que se consumen habitualmente.
Calabacines redondos
Calabacines achatados o bonete, llamados calabacines de Jerusalén.

El suelo

Suelos francos ricos en materia orgánica.
Buen drenaje de suelo para evitar encharcamientos.
El pH del terreno entre 5,5 y 5,9, pero tolera hasta 6,8.
Resiste moderadamente la salinidad.
No tolera suelos alcalinos, en los que puede desarrollar síntomas de carencia de
nutrientes.

La siembra

El calabacín es un cultivo que necesita un clima cálido para germinar. Para cultivar el calabacín en tu huerto en casa, puedes hacer la siembra directamente en tierra o en una capa de arena, a razón de 2-3 semillas por hoyo, a una profundidad de 2 cms.

Las semillas se siembran juntas porque el objetivo es que al emerger rompan la costra del suelo con mayor facilidad. Una vez colocadas, hay que cubrirlas con 3-4 cms. de tierra o arena según corresponda.

Una vez que se haya producido la germinación, se recomienda dejar crecer sólo una planta por hoyo.

Para ello se debe elegir la más fuerte y descartar las otras.

La época de siembra es de marzo a septiembre.

Marco de plantación desde 50 cm a 90 cm  en hileras separadas 1 metro

Cómo sembrar  calabacines  fácilmente

Cómo sembrar  calabacines  fácilmente

El riego

Si piensas sembrar calabacín en tu huerto urbano, debes saber que el calabacín es una planta exigente en humedad, que precisa riegos más frecuentes con la aparición de los primeros frutos ¡sólo hay que ver su composición! No obstante, al principio de la siembra no son convenientes los excesos de agua, ya que los encharcamientos son perjudiciales para el buen desarrollo de la planta.

Al realizar el trasplante, se debe hacer un riego profundo para afianzar las raíces y no se debe volver a regar la planta hasta que las hojas se vean como “alicaídos”; ahí se realizará nuevamente un riego profundo.

Estos pasos deben repetirse hasta que comience a crecer la flor.

A partir de allí, el suelo se mantendrá húmedo pero sin excesos de agua.

Plagas y enfermedades

¿Cuáles son las plagas y enfermedades que afectan principalmente a la hora de cultivar calabacín en tu huerto en casa? Veamos:

  • Araña roja: estos insectos afectan gravemente a la planta durante su primera fase de desarrollo, por ello se recomienda vigilar la planta en esta instancia.
  • Mosca blanca: este insecto produce el amarillamiento y debilitamiento de la planta.
  • La forma de combatir esta plaga puede ser cultivar plantas aromáticas repelentes como la albahaca.
  • Pulgones: el peligro de los pulgones reside en que forman colonias y se distribuyen en focos que se dispersan principalmente en primavera y otoño.

Otras plagas y enfermedades:

  • Trips
  • Nematodos
  • Minadores de hojas

¿Sabías que…? Si plantas el calabacín junto a la capuchina, alejará a los pulgones y a las chinches, y mejorará su sabor; es una planta muy beneficiosa para este cultivo. También la puedes plantar junto al Tagete, una planta ornamental, útil para evitar nematodos.

La poda

En el calabacín no se realiza la poda de formación, por lo cual la poda se ve reducida a la limpieza de brotes secundarios que deben ser eliminados cuanto antes.

La cosecha

Si tu huerto urbano ha dado una buena acogida al calabacín, la recolección del calabacín se hará 40 días después de la siembra, y continuará de acuerdo al crecimiento de la planta, por otros 40-60 días más.

Se aconseja recolectar los calabacines todos los días o cada dos días como máximo, ya que hasta que no se corta el fruto está creciendo, y retrasa la formación de los frutos siguientes.

Cuidados imprescindibles

¿Convencido de cultivar calabacín? Pues ahí van algunos consejos:

– Es una planta que necesita bastante luz, por lo que es conveniente plantarla en un lugar soleado para aumentar la cosecha.

– Su óptimo desarrollo se produce cuando las temperaturas oscilan entre los 25 y los 35° C.

– Debes siempre sacar las malas hierbas y eliminar restos de cultivo, sobre todo para evitar plagas y enfermedades.

– Las flores del calabacín se desprenden solas una vez completada su función y se pudren con facilidad. Esto puede suponer una fuente de enfermedades, por lo que debes eliminarlas cuanto antes.

Ya no quedan más excusas para evitar que el calabacín florezca en tu huerto urbano.

Ve preparando un hueco en tu mesa de cultivo mientras voy pensando recetas con calabacines ecológicos.

Si aún hace fresco cuando los siembres puedes ponerles protección, tan fácil como cortar la parte de abajo de una botella de 5l y quitar el tapón ya tendremos un invernadero para ellos.

Cómo sembrar  calabacines  fácilmente

ASOCIACIONES  CALABACÍN (y calabaza)

Buenas asociaciones: arveja (muy buena), judías, judía verde (sobretodo de enrame), cebolla, borraja, maní, millo, rábano.

Malas asociaciones: pepino, patata.

Polinizar Calabacin

Que te ha parecido el artículo?